Relatores

  • "Solo podemos prometer jugar de igual a igual todos los partidos": qué hay detrás de la mesura de Scaloni


    29 de junio de 2021

    Compartir esta nota en

    por Octavio Petrich

    El DT de la Selección prefiere mostrarse moderado y no se pone el traje de candidato.

    Ensayar tantos cambios entre partido denotaba inseguridad, vacilaciones en el DT, sin embargo eso lo está convirtiendo en una fortaleza: picos altos del rendimiento de ciertos futbolistas que aprovecharon su oportunidad, fomentan la competencia interna y ahora prácticamente tiene dos jugadores por puesto. Comienza el mata-mata y se viene Ecuador.

    Las conferencias de Scaloni no son altisonantes. Más bien, el DT prefiere mostrarse mesurado como si meditara cada respuesta, sopesando el peso específico de cada palabra. Aunque el rendimiento de la selección ha oscilado entre regular y discreto, por momentos tuvo buenos pasajes, aceptables, y aunque es evidente que su rendimiento ha ido de menor a mayor, Scaloni prefiere no calzarse el traje de candidato.

    Tras la goleada ante Bolivia, el director técnico de la selección comenzó analizando la sociedad Messi-Agüero y el rendimiento de Papu Gómez al indicar que "estamos satisfechos por el partido y por todos los jugadores, no solo por ellos tres", por considerar que "los jugadores entendieron el mensaje y el partido. Había que ganar y me gustó la actitud del equipo", resaltó. En tanto, consultado por el último partido de la fase de grupos, el técnico calificó al balance como "positivo" porque "hemos jugado con rivales muy fuertes, hemos afrontado los partidos de la mejor manera y estamos conformes".

    El equipo nacional finalizó la primera ronda de la Copa América invicto y clasificando primero en el grupo A, con 1 empate y 3 victorias, y mostró algunas ráfagas de buen juego. Sin embargo, su DT, Lionel Scaloni, acertadamente opta por ser equilibrado, no inyectarse de exitismo y elija no considerarse candidato. ¿Que todos los que juegan tengan un nivel parejo, le desdibuja al DT un esquema titular que tenía previsualizado o más bien le aporta una solución a un molde en el que solo Messi marca la diferencia y el resto es terrenal?  

    "La idea era que todos tuvieran minutos, creemos que merecían esta oportunidad. El nivel es muy parejo", dijo Scaloni poniendo a sus futbolistas prácticamente en un plano de igualdad y acto seguido valoró que "la realidad es que juegan 11 pero la mayoría merece jugar, me gustaría que pudieran jugar más que 11 porque los que no venían jugando demostraron que pueden estar. Lamentablemente algunos tienen que quedar afuera", comentó el entrenador rosarino.

    Aunque hay un nutrido puñado de futbolistas que son considerados titulares por el cuerpo técnico, el DT dice para el afuera y hace creer para el adentro que todo puede variar, incluso dijo públicamente que sólo el Diez tiene asegurado el puesto, y eso mantiene expectante a todos los jugadores del plantel: "No hay nada decidido con respecto a quiénes van a jugar el sábado. A partir de ahora debemos pensar en Ecuador, a quien le tengo máximo respeto. Es un equipo joven y dinámico", advirtió Scaloni en su contacto con la prensa, a lo que agregó: "Estoy conforme con lo realizado por el equipo porque siempre dio la cara. Hemos visto en la Eurocopa que los rivales también juegan y no siempre se tiene que atacar desmedido. A veces el equipo puede estar cansado y no se puede dominar durante 90 minutos. Lógicamente tenemos cosas que mejorar", redondeó.

    "Mentalmente estamos bien, clasificamos primeros e hicimos buenos partidos. Hasta ahora, lo mejor es haber terminado la primera fase con los minutos equilibrados en algunos jugadores, recordemos que venimos de dos partidos de Eliminatorias antes de esta competición, y eso es un desgaste grande. Hemos repartido los minutos y el equipo no decayó en su rendimiento", evaluó el DT. 

    Ante la consulta de Relatores, puntualmente dirigida a las aspiraciones de esta selección en la Copa América, Scaloni mantuvo firme su tesitura de no ponerse el traje de candidato: "Argentina está para jugar de igual a igual todos los partidos y no prometer más que eso. El mensaje tiene que ser claro y ver los ejemplos. Cuando uno quizá cree que puede ser mejor que el rival y no lo demuestra te puede jugar en contra, esto es partido a partido", remató.

    Muchos cuestionaron su abanico de variantes entre -y durante- cada partido, y vale preguntarse, ¿acaso esas pruebas ahora oxigenaron el equipo y la competencia interna fogonea que el que entra debe rendir al máximo? Posiblemente haber hecho tantos cambios, algo que parecía un problema o debilidad, es lo que ahora le posibilita tener a todos los futbolistas del grupo con minutos disputados en el campo, que nadie se sienta desmotivado y sabiendo que cualquiera puede tener su chance ahí, a la vuelta de la esquina. Seguramente, eso le aporte soluciones.

    Compartir esta nota en